No pretendo con este artículo buscar una relación entre Navidad y Feng Shui, ¡porque no la tienen!


La Navidad es la celebración del Nacimiento de Jesús y es una de las fechas importantes para todo cristiano.

Sin embargo, un tratado anónimo sobre solsticios y equinoccios afirma que Nuestro Señor fue concebido en el equinoccio de primavera, veintitantos de marzo, pues fue concebido el mismo día que murió, es por ello que si fue concebido sobre el 25 de marzo, su nacimiento se fijaría nueve meses después, el 25 de diciembre, .

Otras culturas creían que el dios del sol nació alrededor del 22 de diciembre que era el día mas corto del año, y que los días se hacían mas largos a medida que el sol se hacia mas viejo, y otras culturas creían que el sol moría ese día para volver a otro ciclo.

Podríamos seguir sin casi tener fin, pero yo me quedo con un dato, el tiene un importante significado: NACIMIENTO , y aquí si puedo mencionar el Feng Shui porque para este mismo, también esta fecha es el comienzo de algo, y casualmente de algo con luz, es la energía Yang que comienza a ascender, por eso os animo a todos a que se decoréis vuestras casas con luces, velas y todo lo que evoque a este tipo de energía.

Ya sea para celebrar ese NACIMENTO o para ayudar al sol que crezca más, el uso de la decoración navideña nos ayudará a interpretar que se acabó la fría energía Yin y que nos encaminamos hacia el máximo Yang.

Pongamos en nuestras casas un Belén que nos recuerde la escena de ese importante Nacimiento, decoremos un árbol de hoja perenne que representa la vida eterna con bolas que simbolizan los dones de Dios a los hombres, lazos que representen la unión de las familias y luces que representen la luz de Cristo y todo ello nos rodeará de beneficiosa energía yang, ya que en dicho árbol están representados los cinco elementos que tanto equilibran nuestra vida, el árbol de color verde nos aporta la madera, su forma triangular y las luces son el elemento fuego, adornos amarillos serán la tierra, las bolas metálicas y los colores dorados y plateados el metal y lazos azul oscuro representarán el agua.

Despejemos las entradas de nuestras casas y decorémoslas para dar la bienvenida a la Navidad.

¡Feliz Navidad a todos!